22 julio 2008

Cuestiones (5)

Hoy me gustaría compartir con vosotros un cortometraje de animación. Viendo trabajos como este uno se da cuenta del baile de marionetas que son en realidad las guerras. Y es que suelen pasar desapercibidos a nuestros desinformados (o malinformados) sentidos los motivos reales de tanta autodestrucción.

Espero que os guste y que os haga reflexionar. A mí me ha revivido una cuestión dolorosamente actual: ¿vale el sabor del petróleo la sangue de un hombre?

FALLEN ART

2 comentarios:

Iab dijo...

...Me ha encantado. Destacaría especialmente los personajes-criaturas... su presencia habla por sí misma!...

MulDR dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Es ese tipo de cortos en el que la fuerza de la historia tiene mucho que ver con el acierto a la hora de confeccionar el diseño de los personajes y los entornos.

Cada vez que veo cortos así me entran ganas de emprender una aventura animada. Pero claro, tendría que liar a mucha gente (ya que yo de eso no controlo).

Si sabeis de alguien interesado... yo tengo un guión más que interesante que proponerle :P (en la línea de este -se podría decir-).